septiembre 19, 2010

A Fin

A Fin

A fin de que tus lágrimas sean mar y viceversa,
y tu alma la luz del sol,
sean en amor tus sueños;
habrás de observarte constante en el hoy.
A fin de que seas en realidad
y te despliegues libre del yo,
de un canto profundo has de crearte,
habrás de observarte constante en el hoy.
A fin de que te eleves siendo el cielo,
fluyas siendo como el arroyo,
te difundas con los sentidos dispuestos;
habrás de observarte constante en el hoy.
A fin de que seas en esencia,
hagas la vida suave y te mire el sol
libre con el deseo que infinita;
has por mirarte constante en el hoy.

Leopoldo Sánchez Arenas
Derechos de Autor
Dos Palabras

No hay comentarios: