septiembre 29, 2010

Únicos

Únicos

O es uno
o es otro
¿Qué algotro
como uno?


¡Ninguno
como otro!,
de esotro
no impugno.


Que se una
en sangre,
en juicio,


no impugna
que integre
mi omniscio.

Leopoldo Sánchez Arenas
Derechos de Autor
Dos Palabras

Yolanda Me Dijo Adiós

Yolanda Me dijo Adiós

Yolanda me dijo adiós esta tarde.
Se despidió luego de un verso lento, radiante en claveles.
Un poco antes mencionó tu nombre: ¿Lo escuchaste en la voz de los jazmines?
-Sí, y lo oí entre los alcatraces también.
Era de noche cuando me quedé escribiendo mientras volaba y titilaba entre las flores como luciérnaga. Le hablé en ese poema hasta que me dio el día.
Salí al jardín y con amor regué los rosales y ahí me vi contigo.

YOLANDA ME DIJO ADIÓS

¿Quieres aún oír en las melodías de Yolanda?
¿Quieres aún encontrarle al leer entre estas líneas?
Muchacha de mis nocturnas inspiraciones, he escrito cada verso para hacerte imaginar
nuestras conversaciones.
¿Hacia dónde irradiarán tantos claveles? ¿Hacia dónde va ella?
¿Hacia dónde va su fragancia abundante en amor?
Sé que ahora Yolanda está lloviendo claveles; sin verle, puedo imaginarle en tu presente cercana
por el sencillo deleite de estarle recordando.
Te asías a su mano como haces con la mía, y es por eso que me dejó hacer este poema.

Leopoldo Sánchez Arenas
Derechos de Autor
Dos Palabras

septiembre 28, 2010

Sobre la Espiral

Sobre la Espiral

Andas por la angosta línea del equilibrio,
Convienes, no romperla al convenir la violencia.
Florece, impide las voces de la decadencia
mediante personas plenas en libre albedrío.


Mas adquiere persistencia sublime de juicio
de cada faena injuriosa que uno presencia.
Danzan aves rapaces donde mi vista aprecia
donde cualquiera que ahora es un logro del vicio.


La tierra alaba después que ha llovido: florece
donde un camino fecundo atrae mariposas.
La tierra retoña entre amigables pensamientos.


Sobria, paciente, no ahíla, no desaparece.
A modo de elocuencia, cantor: nombras las cosas.
Con entereza convienes a estos sentimientos.

Leopoldo Sánchez Arenas
Derechos de Autor
Dos Palabras

septiembre 25, 2010

Tragos de Tequila

Tragos de Tequila

Llamo al compa a tomar unos tragos de tequila,
los vasos chocamos pletóricos de entusiasmo
y brindamos por la ausencia que un día nos quiso,
que de alguna forma aparece en nuestras memorias.
No es que la ausencia de aquel cariño nos convoque
pero sus nombres sobrevuelan nuestros recuerdos,
aunque oigamos “Y nos dieron las diez” en la calle:
no hemos bebido como para ya estar borrachos.
Cuando la amistad cual botella llena de vino
nos invita a beberla bajo ningún perjurio,
nos hermana con la música de aquellos años,
declara su verdad entre lo hondo y lo tangible,
y así bajo los efectos de un tequila añejo
regresamos a un tiempo que hemos hecho sagrado.

Leopoldo Sánchez Arenas
Derechos de Autor
Dos Palabras

septiembre 24, 2010

Circunstancias

Circunstancias

Un ave ve a un pastor alemán correr en sentido circular tras su cola, la toca con su hocico. Encubierto entre las ramas de un árbol cuida a sus polluelos de un halcón que en forma de círculos ronda el cielo a espera de cualquier descuido. En esa espera están los chiquillos alrededor de una provisión de grava con resorteras en mano para cuando el ave asome, el halcón baje o el pastor alemán se acerque… La situación resulta fatal y el dolor está entre la parábola de quien en uno de estos personajes se mire.

Leopoldo Sánchez Arenas
Derechos de Autor
Dos Palabras

septiembre 23, 2010

Reiterativa Sucesión

Reiterativa Sucesión


Soñó que en un sueño se soñaba soñando despierto; despertó en ese sueño y se vio soñar el sueño donde soñaba despierto, y de esta manera iba cada vez despertando donde se veía estar soñando a través de un sueño donde soñaba que estaba soñando despierto, y así continuó viéndose soñando hasta que se durmió en el sueño y soñó que en un sueño se dormía soñando el sueño donde soñaba despierto. Ya de día, despierto, aún le persistía esa extraña sensación reiterativa.

Leopoldo Sánchez Arenas
Derechos de Autor
Dos Palabras

septiembre 22, 2010

De Semáforos #26 "La Joven Naturaleza"

La Joven Naturaleza

Encontró a la primavera en su cuerpo y, mientras se acomodaba las trenzas, vio cubierto y adornado de flores blancas su pelo. Le excitó como salían a través de su piel, y cuando menos lo imaginaba, estaba vestida entre mariposas y pájaros. Se dejó estar en el júbilo de esas alas, y como todo parecía perfecto, el sol se unió a su felicidad. Era previsible, el invierno no conquistó su corazón.

Leopoldo Sánchez Arenas
Derechos de Autor
Dos Palabras

De Semáforos #25 "El Copiloto"

El Copiloto

Conduce hacia el infinito tu espíritu y deja que los semáforos sigan en rojo, amarillo o verde. –Dijo alguien que según él, era a veces “Nietzsche”, otras “Gurdjieff” y las demás, “Nadie”.

Leopoldo Sánchez Arenas
Derechos de Autor
Dos Palabras

De Semáforos #24 "En la Misma Debilidad"

En la Misma Debilidad

Esa tarde el arte exhibió su intimidad en una exposición colectiva exhibiendo a espectadores, críticos y a propios expositores, habiendo entre ellos; dibujantes, pintores, escultores, fotógrafos, escritores y a toda relación con la manifestación del ego.

Leopoldo Sánchez Arenas
Derechos de Autor
Dos Palabras

septiembre 20, 2010

De Semáforos #23 "Vuelo Alternativo"

Vuelo Alternativo

La gaviota planeó hasta ahondar por la acuosa niebla tergiversada de los seudointelectuales descubriendo que en el aquí y ahora se fluye por todos lados.

Leopoldo Sánchez Arenas
Derechos de Autor
Dos Palabras

De Semáforos #22 Golondrinas

Golondrinas

La mató por traición. -Por si acaso o por las dudas, llora la viuda.

Leopoldo Sánchez Arenas
Derechos de Autor
Dos Palabras

septiembre 19, 2010

De Semáforos #21 TV Manía

TV Manía

Tanto le enojaba la noche que optó a dormirse temprano. No era a diario, sólo cuando su tv carecía del cable.

Leopoldo Sánchez Arenas
Derechos de Autor
Dos Palabras

A Fin

A Fin

A fin de que tus lágrimas sean mar y viceversa,
y tu alma la luz del sol,
sean en amor tus sueños;
habrás de observarte constante en el hoy.
A fin de que seas en realidad
y te despliegues libre del yo,
de un canto profundo has de crearte,
habrás de observarte constante en el hoy.
A fin de que te eleves siendo el cielo,
fluyas siendo como el arroyo,
te difundas con los sentidos dispuestos;
habrás de observarte constante en el hoy.
A fin de que seas en esencia,
hagas la vida suave y te mire el sol
libre con el deseo que infinita;
has por mirarte constante en el hoy.

Leopoldo Sánchez Arenas
Derechos de Autor
Dos Palabras

Qué y Quién

Qué y Quién

¿Qué eres tú?
¿Qué soy yo?
¿Qué somos nosotros, ellos y los otros?


¿Qué flor
es al alma,
qué vida aparece
sobre el lodo;
que resplandece
de las sensaciones
que entre las canciones
abrazan todo?


Entonces: ¿Quién eres tú?
¿Quién soy yo?
¿Quiénes somos nosotros, ellos y los otros?

Leopoldo Sánchez Arenas
Derechos de Autor
Dos Palabras

septiembre 14, 2010

Canción

Canción

El otro lado es sueño
que convoca amapolas,
que recobra el inicio.
Uno ha visto la vida
a la idea de su razón.
El amor que logra a iluminarle.
Sigue tu canto,
esta es la canción que se nos
entrega,
esto es ahora.

Leopoldo Sanchez Arenas
Derechos de Autor
Dos Palabras

Como Alas

Como Alas

Oh, Yolanda,
ante mi han floreado tus claveles
como alas de colibrí,
y yo,
¿cuánto podré conservarles en la luz
de tu espíritu?

Leopoldo Sánchez Arenas
Derechos de Autor
Dos Palabras

Volando entre sus Claveles

Volando entre sus Claveles

Tienes un buen recuerdo
que extiendes de un escrito contraído
para alentar a todos sus claveles;
se lo despliegas a las mariposas,
sólo a las que rozan con su canto a las formas.
Si apreciaras el ritmo de su danza
oirías al amanecer
los verdaderos sonidos del mundo
que son por lo que de inicio has venido;
percibirías
la increíble hazaña de sus pinturas,
es cierto, todo es en cuestión del hoy;
despertarías,
te verías contigo en sus claveles
que tan humildemente se dan ante ti,
es cierto, todo es en cuestión de quien en verdad vive,
tú has llegado a leer
la alegría de esta tierna señora,
te has deleitado al ser
el ángel de su edén por sus distintas flores.
Tú sigues estando en su cielo:
con el lozano viento de montañas
que recién te dispones
inhalar mientras arreglas tu pelo
y las mariposas inspiran
a sus poesías futuras.

Leopoldo Sánchez Arenas
Derechos de Autor
Dos Palabras

septiembre 09, 2010

Última Foto


Última Foto


Encuéntrame en las flores.
Encuéntrame al oler claveles.
Te habla un amor que ha estado contigo.
Encuéntrame despierto.
Encuéntrame en el césped de los soles
me dice un ser que fue mi madre con su mano de recuerdos.
Encuéntrame en las hojas.
Encuéntrame en el ser que te acaricie
le oye el otro lado donde también afirmo los recuerdos.
Entonces veme.
Dile hasta dónde
se ve el cielo que aparece en las flores
iluminado por el justo sueño.
Qué tanto hemos estado para vernos
Le dices durante las noches
cubierto con el viejo abrigo oscuro
conversando a solas con ella en el jardín secreto.
Relumbra el cielo,
se rocían mis ojos
o será la lluvia que humecta
la última foto de Yolanda donde escribiste su nombre
con un brote grana de sus claveles.
Encuéntrame en las flores
Encuéntrame al oler claveles.

Leopoldo Sánchez Arenas
Derechos de Autor
Dos palabras

Sueñan sus Claveles


Sueñan sus Claveles

Los claveles que de noche soñaste
sueñan que tu corazón es un árbol
y las hojas las señales ilimitadas de Yolanda
y los frutos la fértil sangre de un dérmico sol.
Las montañas y los carmines de ilusiones
han querido cubrirte en las tempestades hacia lo irrealizable,
aunque si atiendes entre cojines las flores conservan la calma,
aroman inocentes por tu espíritu con su plática mágica.
Retén su imagen, en tu ámbito y psique,
en el sol de un día apacible,
en aire unánime al que estalla en los jazmines,
pero sin el popurrí de un sonido descortés.
Siempre cerca de sus claveles, está alegre con alguien.
Pues tú, las aves, las flores, la música –le descubren a toda hora.

Leopoldo Sánchez Arenas
Derechos de Autor
Dos Palabras

septiembre 05, 2010

Si Miraras de sus Claveles


Si Miraras de sus Claveles

No olvides –los claveles que te advierten
están distantes de los callejones
de una nostalgia sempiterna
que Yolanda espera no hunda tu corazón.


¿De ellos cuidarás? Sabrán estar en tu último trance-
florecer de tus cenizas- ser tus hespérides
de amor. Algunos
fusión eviterna en tus cogniciones.


Ella lo hizo –fue ella amable- siempre reía.
Vio sus claveles bajo el cielo.
Las hespérides fueron las lágrimas en sus ojos.
¿Será que están en tu alma?

Leopoldo Sánchez Arenas
Derechos de Autor
Dos palabras

septiembre 04, 2010

¡Cómo les Dice!

Cómo les Dice

Quieta estela de Yolanda al matorral de claveles opalinos,
flujo alegre de capullos que de un poema humedecen su tierra,
¡cómo les dice que todo es amar!,
¡qué observa por libertad lo que está frente a sus ojos!,
¡qué despierta al verlos despertar con imaginación!

Leopoldo Sánchez Arenas
Derechos de Autor
Dos Palabras

Unánimes Miradas


Unánimes Miradas

Ahí Yolanda parece fulgir
en un trino jilguero
y aquí su recordación manifiesta
mariposas en vuelo.
Han acontecido de sus claveles
unánimes miradas-
cielos circunfusos que en su chispeo
se impregnan de alabanzas.
El lenitivo que consiente siempre
es su infinito beso-
cielos en un entretanto espontáneo
al canto del jilguero.

Leopoldo Sánchez Arenas
Derechos de Autor
Dos Palabras

septiembre 01, 2010

¡Cuánto Sueño!


¡Cuánto Sueño!

Sus claveles emergerán
aunque no esté más su fisonomía,
te aromarás con su perfume que entra
a tu esencia, en tu limen,
y en Yolanda advertirás la tez de un día inimaginable.


Y oirás, -¡cuánto sueño en mí!, ¡cuánto cielo!
Lo dirá pulsando tu mano que fue su cardumen.


Os dio flores. Son sus claveles
en tu urbe, en manos de un nuevo ser
dura su vida, a quien bruñes
para que el sol le exprese, subraye su historia.


Embebe sus hojas al aire,
al mediodía, por la tierra cálida,
riega sus claveles desde tu limen.
¡Cuánto sueño en ella! Duerme su vida!

Leopoldo Sánchez Arenas
Derechos de Autor
Dos Palabras