junio 08, 2010

La Dignataria

La Dignataria

Dijo, no me negó dios ni el diablo; pero tu lo hiciste. ¡Oh, afónico es tu estruendo, demasiado triste!
Dijo antes de írseme al alma. Tendrás un día mi canto, que tu estruendo habrá buscado en quien tal vez serás.
¡Oh!, ¿cuánto en ella osé recordarme? ¿Por qué su eco oigo cuando el viento está hablando recio?

Leopoldo Sánchez Arenas
Derechos de Autor
Dos Palabras
http://www.goear.com/listen/0e71b5e/redemption-song-bob-marley

No hay comentarios: