mayo 11, 2010

Una Voz Solitaria

Una Voz Solitaria

Era un hombre viejo que vivía en una humilde cabaña cerca de un río turbulento; el anciano que era un sabio, iba con frecuencia a escuchar en el ir de esa corriente las diferentes manifestaciones de la vida, ahí oía alegrías y amarguras que habían quedado en el espacio atrapadas. En una de esas ocasiones, una delicada y solitaria voz habló a su oído entre el rumor del agua, entró hasta lo más profundo de su corazón y le empezó a platicar de su pasado. Él regresó a los recuerdos y vivió de nuevo lo que fue en algún tiempo; el viejo en ese instante tan sólo observaba el cauce y le dio al río sus lágrimas.
-Así que por acá estabas, pues bien, ahora dime, ¿por qué te has perdido de mí?, ¿qué has hecho contigo?, ¿Qué ha sido sin que goces más de los instantes en los cuales éramos uno mismo?, lo sé, ya no puedes ser lo que soy ahora, pero al menos es bueno tenerte una vez más conmigo.
La voz tristemente dijo:
-El hombre que actualmente eres me dejó de repente, y te confieso aunque me cueste decirlo, que le quería tanto. Yo era en él, ese hombre me había creado en su Ser y él fue mi principio y final. Hoy regreso hasta él para bien morir y aceptar la vida que ha sucedido después de estar por buen tiempo juntos, a pesar de que en él más no pueda estar.
Silenciosamente, el anciano comprendió las palabras que había dicho esa triste voz y la reunió de nuevo con las aflicciones y alegrías que corrían por el río.

“Cada suceso de la vida lleva en su mano la plegaria de un individuo convertido a la sabiduría. Desde cualquier expresión que se manifieste, él expande la acción convirtiéndola en amor. Su comprensión llega hasta donde no hay qué es bueno o qué es malo si hay consciencia en lo que se manifiesta.

No mires lo que no está en ti porque harás diferencia de todo lo que está a tu lado. Lo que eres basta desde el amor, sólo se tú mismo y manifiéstate”.

Leopoldo Sánchez Arenas
Derechos de Autor
Dos Palabras
http://www.goear.com/listen/99448ae/thrasher-neil-young

No hay comentarios: