mayo 14, 2009

Silencio VI.c.

Silencio VI.c.

VI.c.

La música de la lluvia proporciona un silencio que crea el ritmo
del gozo a quien sabe estar consigo acompañado o solo.
Caminando o sentado, soñando o despierto, para quien vive absorto
en las imágenes de la existencia no hay motivo para hacer juicio.

VI.c.1.

Con la vista en la lluvia estoy aquí y a lo lejos asomo un entorno
donde es la música que oigo causa de un silencio alegre,
ahora a solas y acompañado de mi yo paciente
conversamos de cómo los ciruelos maduran de un momento a otro.

VI.c.2.

Como de un sueño sigo despierto a los pájaros encima en lo verde,
vuelan perseguidos por ellos mismos, y me platican con sus trinos
que si me siento o camino y en ello sueño despierto los caminos
que en ese instante vivo, entonces estoy creando un inmortal presente.

VI.c.3.

Viajo a ser en esas imágenes donde la vida es sabio testigo
de lo que ocurre en ellas estando yo en ellas absorto,
percibiendo como ellas, siendo en un todo.
Sin opinión alguna, más comprendo ahora a quienes son o no amigos.

Leopoldo Sánchez
Derechos de Autor
Dos Palabras
http://www.goear.com/listen/c748035/Memories-of-green,-See-you-later-version-Vangelis

Silencio VI.b.

Silencio VI.b.

Del silencio ando observo oigo algo olor a principio a muerte de repente,
un resquicio en que la mente con cinismo
desaparece la cordura en la duda de uno mismo,
en el ruido, la infalible melodía que al hombre hace diferente.

VI.b.1.

Observo el origen, antes la muerte no ha existido,
es silencio melódico hasta que despierta la mente,
luego, sin que alguien pueda preverla, por la vida se acerca la muerte.
Quien sabe qué Es sabe que la muerte es un hecho ficticio.

VI.b.2.

La mente secuestra al silencio con su razonamiento conveniente,
narcotiza auto engaña alienta al ego hasta que agoniza,
produce tanto ruido de ideas rectas que casi siempre lastima.
La duda es el guardián de sus huecos que emergen dolientes.

VI.b.3.

El hombre cuando entra al silencio de la mente se olvida,
la observa, y el pensamiento se aleja por sí mismo.

Leopoldo Sánchez
Derechos de Autor
Dos Palabras

Silencio VI.a.

Silencio VI.a.

Oportuno de silencio sin orgullo de ir acompañado o solo,
relacionado o no con dinero o no soy y no en ambos,
en uno y otro sus caras son sólo circunstancias, y en ellos canto
indistintamente al estar o no de algún u otro modo.

VI.a.

Un loco que no y también soy se despoja de sus trapos,
da vueltas desinhibido en el asta bajo un lábaro indiferente
al desvarío o suicidio de la gente.

El chico que soy y no entre burlas tira al policía sus zapatos.

VI.a.1.

Soy en él quien permanece sentado en una banca viéndose inerte,
confundido al besar sus labios el suelo,
esposado me veo en el hombre que esposo gruñendo,
cuchicheando me veo en quienes presencian ese triste incidente.

VI.a.2.

En silencio soy la mujer que a mi lado ríe y lee en su cuaderno
un poema escrito por mí o tal vez por otro yo siendo ella esa mano.

Mientras el loco o el policía o aquella gente o la mujer que amo
aprecia o niega mi esencia, soy ellos y ellos yo de acuerdo a lo eterno.

Leopoldo Sánchez
Derechos de Autor
Dos Palabras

Silencio VI

Silencio VI

Oportuno de silencio sin orgullo de ir acompañado o solo,
relacionado o no con dinero o no soy y no en ambos,
en uno y otro sus caras son sólo circunstancias, y en ellos canto
indistintamente al estar o no de algún u otro modo.

VI.a.

Un loco que no y también soy se despoja de sus trapos,
da vueltas desinhibido en el asta bajo un lábaro indiferente
al desvarío o suicidio de su gente.

El chico que soy y no entre burlas tira al policía sus zapatos.

VI.b.

Del silencio ando observo oigo algo olor a principio a muerte de repente,
un resquicio en que la mente con cinismo
desaparece la cordura en la duda de uno mismo,
en el ruido, la infalible melodía que al hombre hace diferente.

VI.c.

La música de la lluvia proporciona un silencio que crea el ritmo
del gozo a quien sabe estar consigo acompañado o solo.
Caminando o sentado, soñando o despierto, para quien vive absorto
en las imágenes de la existencia no hay motivo para hacer juicio.

Leopoldo Sánchez
Derechos de Autor
Dos Palabras

http://www.goear.com/listen/8ace89b/Rachels-Song-Vangelis

mayo 11, 2009

Silencio V.c.

Silencio V.c.

V.c.

Sin más motivo el alma nada a su sima
canta del silencio hacia donde une el amor los caminos.

V.c.1.

Dentro en su profundidad sin remolinos
el silencio convertido es melodía que le intima
a la verdadera imagen de la vida, le aproxima
donde la gente; ríe, llora siendo como ellos mismos.

V.c.2.

Canta del silencio donde hay alegría
atrae amor sin más motivo que ser él mismo.

V.c.3.

Confluido al amor ve al egoísmo
acudiendo con miedo al sepelio de la alevosía,
al miedo yendo sin pacto a la armonía.

La armonía no opina. Canta el silencio de uno mismo.

Leopoldo Sánchez
Derechos de Autor
Dos Palabras

Silencio V.b.

Silencio V.b.

El alma al nacer trae consigo silencio divino,
anda en la vida con el canto que afirma
observa dentro del sueño la marítima
del silencio acompañando con sus olas su destino.

V.b.1.

Nace del silencio al fluido de la vida y así intima
afirmativa al canto inmune de un sino.

Trae en sí energía original es ánimo
impregnado a las formas que la realidad anima.

V.b.2.

Entra salta descubre del sueño con tranquilo ritmo
la música que el silencio hace al desangrar la unimisma,
la ráfaga de la conciencia la abisma
donde la vida tiene a todos en el mismo camino.

V.c.3.

En las olas del silencio se ensimisma,
pasa a donde no es sueño día destino
pero sabe es el instante en donde habita lo divino.

Trae consigo y sin prisa lo que afirma.

Leopoldo Sánchez
Derechos de Autor
Dos Palabras

Silencio V.a.

Silencio V.a.

El silencio lleva sus olas por la oceánica alma
tranquilamente mueve una lancha sola.

V.a.

Inmensidad de olas solas silenciosas
que hacen a la mente mantenerse en calma,
sin pensamiento descansa la fantasía así el ansia
se ahoga y es devorada por profundas olas solas.

V.a.1.

En la lancha desierta no hay alguien a quien reclamarle
y no se ve a quien a uno le satisfaga,
vagabundea hecho en su aire la presencia de la nada
pero provoca la esencia de quien sabe presenciarle.

V.a.2.

Dentro en la marea del silencio asoma
el verdadero evento de cuando uno se vuelve nadie,
nada cambia a los ojos de quien no se atreve a mirarle,
si bien, el que entra a él en amor se toma.

Leopoldo Sánchez
Derechos de Autor
Dos Palabras

Silencio V

Silencio V

El silencio lleva sus olas por la oceánica alma
mueve tranquilamente una lancha sola.

V.a.

Inmensidad de olas solas silenciosas
que hacen a la mente mantenerse en calma,
sin pensamiento descansa la fantasía así el ansia
se ahoga y es devorada por profundas olas solas.

V.b.

El alma al nacer trae consigo silencio divino,
anda en la vida con el canto que afirma
observa dentro del sueño la marítima
del silencio acompañando con sus olas su destino.

V.c.

Sin más motivo el alma nada a su sima
canta del silencio hacia donde une el amor los caminos.

Leopoldo Sánchez
Derechos de Autor
Dos Palabras

mayo 09, 2009

Silencio IV.c.

Silencio IV.c.

Del vacío entramos a la carnaza de un ciruelo,
somos el jugo acariciados por una piel inversa en su gozo.

IV.c.1.

Se mueve el ciruelo pendiendo de la rama donde está sujeto
por el imperceptible aire de las alas de un tordo.

Columpiados en sus ríos me recuerdo en el todo.

IV.c.2

Me levanto, camino al ciruelo y al tomarlo a Dios agradezco.

Leopoldo Sánchez
Derechos de Autor
Dos Palabras

Silencio IV.b.

Silencio IV.b.

IV.b.

Es un yo amigo que prefiere parezcamos a los demás tontos.

IV.b.1.

Conversamos sentado inactivo penetrando el sol a los ojos
de cuánto uno puede ser loco o tonto para quien se cree sabio,
reímos de lo que soy, pero de ningún modo de aquellos otros,
pues yendo sin opinión conversamos meditando.

IV.b.2.

Mi yo amigo me tiene conmigo donde despiertan unos ojos
un universo creado al oleo que me hace sentir los trazos
del espacio sin tocarlo y que sin respirarlo me toca el soplo
y que en su silencio el alma va musicalizando.

IV.b.3

En la totalidad soy la sin forma de lo eterno evidenciado.

Leopoldo Sánchez
Derechos de Autor
Dos Palabras

Silencio IV.a.

Silencio IV.a.

El silencio es un yo amigo que veo cuando fluyo hacia lo interno
en cuanto al espacio-tiempo le confío esta imagen que poseo.

IV.a.

Está mi yo amigo en un espejo de aire sombreando un poema
que en la mano se desamorra esparciendo su forma a la existencia.

Un poema de esencia completa que nada muestra,
sólo se está en el centro.

IV.a.1.

Es un poema sin amor ni odio ni un algo en que entre la discordia,
un poema vacío sin ruido que lo entretenga,
sin deseo que lo condene a esclavo ni dueño
ni oleaje que aletargue o desespere la idea.

IV.a.2

El vacío no blasfema ni reza
pero, mi yo amigo conmigo dice nuestra plegaria sereno,
decimos; en lo cierto e incierto tennos en medio,
que las manos sean instrumento de lo que creas.

Leopoldo Sánchez
Derechos de Autor
Dos Palabras

Silencio IV

Silencio IV

El silencio es un yo amigo que veo cuando fluyo hacia lo interno,
en cuanto al espacio-tiempo le confío esta imagen que poseo.

IV.a.

Está mi yo amigo en un espejo de aire sombreando un poema
que en la mano se desamorra esparciendo su forma a la existencia.

Un poema de esencia completa que nada muestra,
sólo se está en el centro.

IV.b.

Es un yo amigo que prefiere parezcamos a los demás tontos.

IV.c.

Del vacío entramos a la carnaza de un ciruelo,
somos el jugo acariciados por una piel inversa en su gozo.

Leopoldo Sánchez
Derechos de Autor
Dos Palabras
http://www.goear.com/listen/2bd226e/greensleeves-kitaro

mayo 06, 2009

Silencio III.c.

Silencio III.c.

III.c.

Un yo amigo en el silencio
siembra en tierra húmeda el canto de las aves,
crecen árboles con hojas cantando al hombre que consigo es amable.

III.c.1.

Mi yo amigo es un yo tan divertido que me espera siempre despierto,
nos encontramos cuando todo es silencioso y sereno,
elige las canciones que nos gustan y las cantamos cuando hay nadie,
o con quien se entiende con nosotros sin más importarle
cuando de repente estamos en silencio,
o cuando nos trasformamos bailando por cualquier calle.

III.c.2.

Los cantos de aves se posan en sus manos
y con mucho cuidado me da algunos para que juntos los sembremos.

III.C.3.

Oímos el canto en las flores, en las hojas y frutos de los árboles,
sé que los niños lo escuchan y dan piruetas felices en el prado,
y hay jóvenes que en sus guitarras los van acomodando,
pero, sólo hay algunos adultos que en verdad los oyen,
y de los ancianos, observo que algunos a ellos se vuelven atentos.

Leopoldo Sánchez
Derechos de Autor
Dos Palabras
http://www.goear.com/listen/44e2598/Spiritual-Garden-Kitaro

Silencio III.b.

Silencio III.b.

III.b.

De dentro una luz se expande,
despunta sobre una aldea donde la segregación se ha exiliado
y donde cada quien siendo un donnadie practica su contentamiento.

III.b.1.

Se mira a quienes caminan por esas calles amables,
discretos, sin hacerse opinión del jardín del vecino.
Comparten las labores con agrado sin hacer a ninguno rico,
sin pretender hacer a alguien pobre para ser tratado como esclavo.

III.b.2.

Sin imagen observo en silencio el compromiso de sus habitantes,
cantan y bailan contentos entre sus actividades y convivios,
y en los colegios, hospitales, por donde es necesario
cada quien pone su parte.

III.b.3

Estando en cada uno un donnadie, cada cual es un amoroso cuerdo
que realiza su sueño.
Contento, sentado junto a la puerta de donde vivo
confío que lo que veo sea en el futuro de común acuerdo.

Leopoldo Sánchez
Derechos de Autor
Dos Palabras

Silencio III.a.

Silencio III.a.

El escenario del silencio es tenazmente cambiante

III.a.

Esta vez estoy en él,
sentado a la orilla de la puerta con ningún centavo,
ideando para que un cigarrillo pueda fumarme.

Y en la altura un águila en pleno planeo
lleva mi vista a donde soy sin diseño.

III.a.1.

Voy sin imagen donde la luz abre puertas hacia lo perdurable.

III.a.2.

El ser que es y ha sido en el canto de las cosas cantado,
sabe de cómo el silencio lo lleva de nuevo al camino sereno.
El camino que se me muestra es afable,
es en medio donde el campo
crece amarillas las flores
junto a los desapercibidos zarzales,
donde los maizales crecen,
un campesino en su leve descanso se está recargado en un árbol
observando sin pensar al cielo, simplemente siendo en el momento.
Un perro ladra contento al hijo que corre el hilo del papalote.

III.a.3.

Soy la sin imagen yendo a través de esa puerta a mí.
Un cielo que es libro abierto
me señala en sus páginas los secretos
que hacen la cordura sea permanente,
que el amor suceda cierto,
que la soledad lleve a la creatividad de los más bellos cantos,
la libertad se origine hacia fuera con el presente.

Leopoldo Sánchez
Derechos de Autor
Dos Palabras

Silencio III

Silencio III

El escenario del silencio es tenazmente cambiante

III.a.

Esta vez estoy en él
sentado a la orilla de la puerta con ningún centavo,
ideando para que un cigarrillo pueda fumarme.

Y en la altura un águila en pleno planeo
lleva mi vista a donde soy sin diseño.

III.b.

De dentro una luz se expande,
despunta sobre una aldea donde la segregación se ha exiliado
y donde cada quien siendo un donnadie practica su contentamiento.

III.c.

Un yo amigo en el silencio
siembra en tierra húmeda el canto de las aves,
crecen árboles con hojas cantando al hombre que consigo es amable.

Leopoldo Sánchez
Derechos de Autor
Dos Palabras

mayo 04, 2009

Silencio II.c.

Silencio II.c.

II.c.

Observo fijo el sol con la seda azul adentrándose en mí mismo.

II.c.1.

Silencioso y fluido de sol escucho;
“es energía eficaz la convertida al amor”.
Te pregunto; ¿qué es de ti si está mal abastecida tu energía?
Recuerda bien; esta en ti cómo se expresan hacia ti las estrellas.

En la seda azul las nubes se despliegan y entran a mis sentidos.

II.c.2

A mí oído el trino de libres tordos,
en mis pies, manos y cabeza tierra y cielo aunados,
hacia mi nariz la emanación de las mandarinas,
dentro en la boca el carnoso huesillo de una ciruela,
la vista fija al sol con el silencio divertido.

II.c.3.

Silencioso y fluido de sol escucho;
“el silencio crea el principio de ser en el verdadero amor”
Te pregunto: …¿Es verdadero el amor que antes has conocido?

Me digo entonces, el amor es amor y lo demás, consecuencia.

Leopoldo Sánchez
Derechos de Autor
Dos Palabras
http://www.goear.com/listen/a413a27/Cosmic-Love-Kitaro

Silencio II.b.

Silencio II.b

II.b.

Impregnado de silencio un abanico orea agua matutina.

II.b.1

¡Agua!, te bebo con sencilla plegaria agradecido del día
donde en silencio escucho hasta los sonidos más desapercibidos.
¡Agua!, te agradezco por tu cauce a la vida y a mi poesía.

II.b.2

Iniciado en el silencio, surjo a la alegría sin el bullicio
impreso del ayer ni al libro que quizá sea mañana escrito,
ni de un ahora dolido deambulando en agria fantasía.

II.b.3

Iniciado en el silencio, sigo a una lluvia de melodías
intimas con los labios tarareando contento al infinito.

Leopoldo Sánchez
Derechos de Autor
Dos palabras

Silencio.II.a.

Silencio II.a

Silencio II

Estoy atento: me es delicioso el sorbo a la taza de café,
sabroso el aspiro al cigarrillo inmerso en el poema que escribo.

II.a.

El silencio es una de las inmensas presencias de la alegría.

II.a.1.

En el sitio preciso donde el poema da su primer respiro
el silencio es quien de su núcleo sus imágenes imagina.

II.a.2.

Me imagina: en humo viajo al aire en una hoja a la que escribiré
esa mansión alegre en la que comparto un universo muy mío.

II.a.3.

Me da gozo cuando en tanto escribo miro el baile de la alegría
en las ramas de los árboles, en la nada sin algo que hacer,
en lo lejano encontrado en la idea, constante, atento a su guiño.

Leopoldo Sánchez
Derechos de Autor
Dos Palabras


Silencio II

Silencio II

Estoy atento: me es delicioso el sorbo a la taza de café,
sabroso el aspiro al cigarrillo inmerso en el poema que escribo.

II.a.

El silencio es una de las inmensas presencias de la alegría.

II.b.

Impregnado de silencio un abanico orea agua matutina.

II.c.

Observo fijo el sol con la seda azul adentrándose en mí mismo.

Leopoldo Sánchez
Derechos de Autor
Dos Palabras

mayo 02, 2009

Silencio I.c.

Silencio I.c.

El aroma a café siempre consiente mis sentidos
y el humo del cigarro,
el silencio en silencio observa y corteja esta noche.
Me aparto de la silla y él espera a que retorne.

I.c.1

El candelabro con su luz refleja en una luna
mi rostro inmerso mirándose sereno a su vista.
Del reflejo, los ojos animan una cósmica concepción
filtrada de plácido centro iluminado fluyendo en amor.

I.c.2

Del centro la caleidoscópica cósmica es a tras luz anchura
del silencio convertido en consciencia.

I.c.3

Es el prisma nítido en un cielo en que veo el tríptico
de la belleza intuido más allá de lo ilusorio.
¿hacia dónde despliegan las formas sin pensamiento?,
regreso al silencio, dentro navego ese prismático.

I.c.4

El silencio en silencio ondula sus formas. ¡Yo, siendo!

Leopoldo Sánchez
Derechos de Autor
Dos Palabras

Silencio I.b.

Silencio I.b.

I.b.
El silencio hace escenarios que abstraen
hacia otra dimensión

“me dejo hallar hasta allá por enésima ocasión”

I.b.1.

Del in-espacio-in-tiempo donde estoy
el silencio a melodía intrínseca se convierte.

Hay una constelación abstracta invirtiendo constante sus formas.

Una lágrima cristalina hace de esos sonidos musicales
las flores de un jardín- aura donde bailan mujeres mariposa.

Navego contemplativo un impresionante vientre.

I.b.2.

Es un claro vientre cónico que encarama y oscila la lágrima
al respiro de las silentes notas

I.b.3.

Soy un inmenso brillo de la lágrima,
canto invariable en aires de una consciencia paciente.
observo en el jardín-aura a una dama que intima
a una fuente donde rocían supremos poemas inherentes.

I.b.4.

Siendo un inmenso brillo de la lágrima,
hallo en esa salpicadura algunos poemas de mis amigos,
sus esencias rondan entre las flores
y les leo sumergido en la musicalidad de este silencio.

Una mano luz canela acopia de esa fuente algunos poemas
y como pétalos los amolda a una libreta.

Leopoldo Sánchez
Derechos de Autor
Dos palabras

mayo 01, 2009

Silencio I.a.

Silencio I.a.

I.a.1.
Dentro donde sombrean las imágenes
el silencio me da su comprensión.

I.a.2.

El silencio ha calmando algunas actividades mías
al momento mismo de irlas comprendiendo.

Los ojos perciben las formas al excitarse el viento.

En este instante medito en tanto el humo
del cigarro sale de mí, pero yo no pienso en ello.

Un sorbo de café da un juicio profundo.

I.a.3.

Voy en nada, callada está la mente
en tanto plácidamente descansa el corazón.
Una colosal ráfaga de niños estrella ilumina repentinamente
donde antes sólo mirara no acción.

Leopoldo Sánchez
Derechos de Autor
Dos Palabras

Silencio I

Silencio I

I.
Está mi taza de café caliente
puesta sobre la mesa
y habla conmigo el silencio esta noche

Silenciosamente amable asoma la soledad.

I.a.
Dentro donde sombrean las imágenes
el silencio me da su comprensión.

I.b.
El silencio hace escenarios que abstraen
hacia otra dimensión

“me dejo hallar hasta allá por enésima ocasión”

I.c.
El aroma a café siempre consiente mis sentidos
y el humo del cigarro,
el silencio en silencio observa y corteja esta noche.
Me aparto de la silla y él espera a que retorne.

Leopoldo Sánchez
Derechos de Autor
Dos palabras