abril 17, 2009

La Inocencia Regresa

(La Inocencia Regresa)

(La inocencia regresa) Muchacha, en agua entra,
clarifica al seguir tu corazón por la sensible gota de rocío,
percibe entre tu voz la afluencia siempre libre de los cantos,
pero nunca le cantes a las estrellas apagadas del infinito,
no te unas a los lamentos del ser opaco y fastidiado
ni seas en lo que algunos te han ofendido.
Aquí estoy y para contigo en defensa de todo lo que has elegido,
te acompaño en vida a la desintegración de quién has sido,
en qué y dónde has estado y te sigo con ánimo a donde hoy eres y existes.
Campos florecidos por sol y lluvia, donde eres y existes,
montañas despiertas, cielos claros y extensos,
cómo canta el cantor con su guitarra la comprometida canción, ¡ven!,
cómo manifiesta y armoniza su intuitiva voz, ¡ven!,
retoño en rosas, niñez con cualidad de inteligente conocimiento,
las incuestionables cambiantes maravillas de la vida
son aceptadas en quien sabe hacer silencio,
altos aires nunca respirados, nubes nuevas, magia, resurrección,
los nacientes rayos del sol a la tierra amor irradiando,
la poesía de ti misma o de aquel que regresa entusiasmado a niño
creado de un observado sueño de la relajación,
tu ritmo hecho de afables espacios secretos,
tu audaz relámpago iluminando el corazón de tantos seres vivientes,
iluminado sobre todas las cosas tus sentimientos,
todo esto alguna vez de dónde hemos venido ha estado por nuestra esencia,
rebelde, ves la vida despierta, ¡a la inocencia regresa!,
(la inocencia regresa), muchacha, en agua entra,
ahí es donde está tu libertad y tu espíritu hacia todo lugar canta,
muchacha, en agua entra, todo eso qué eres da luz de existencia.

Leopoldo Sánchez
Derechos de Autor
Dos palabras

No hay comentarios: