abril 22, 2009

Atiende

“¡Atiende!”

Quienquiera que tú seas: ¡Atiende!
Si en tu ser el amor permanece,
has de tener bien entendido que el miedo
es la nube que por sí misma desaparece.
Con el amor es tu juramento.
Esté o no esté contigo quien quieres
en realidad lo importante no es eso,
la importancia de todo es que el amor permanece.

Al amor nunca sometas.
Ha de cambiar el amante,
ha de cantar un nuevo cantante,
pero al amor nunca lo sometas,
se auténtico y ama hasta saciarte.

Quienquiera que seas
¡Ama hasta saciarte!
Has de esta tierra un bello contexto.

Leopoldo Sánchez
Derechos de Autor
Dos palabras

No hay comentarios: