marzo 06, 2009

Aquella Taza

Aquella Taza

De aquella taza bebí lluvia triste
que mi mujer llorara,
bebí un ángel de nata desangrado,
la hada ida en la cuchara
predecía en mis labios el degrado
del cisne en el despiste.
Circe sirena que en canto dijiste;
tanta dosis de litio
a ti, mujer, te impregna hasta al delirio,
y aquí, no habrá más sitio,
mira, para ti hoy todo esto es martirio
quisieras ser guitarra.
Agua salada, la taza en la falda,
su espalda amplia desnuda
a fe de lágrimas hechas guirnalda
a su pena que anuda.
Nunca la más grande melancolía
que un sorbo solitario,
bebía el licor de la anomalía
viendo el viejo lunario,
olía el aroma enredado al pliego
de aceite de avellanas
sentado al tacto de un fantasma ciego
que no intuía más mañanas.

Leopoldo Sánchez
Derechos de Autor
Dos Palabras


http://www.goear.com/listen.php?v=8f33198

No hay comentarios: