marzo 15, 2009

Amante Imaginario

Amante Imaginario

Su amante imaginario
no se atañe al deseo;
no le enciende su figura desnuda
con oleajes de baile y ternura,
ni son besos, caricias y suspiros
pero alguna fantasía perdura
que le goza en ese íntimo
hasta que se le entrega su libido.
Le suelta de ese sueño,
desnuda, sin más… duerme.

Leopoldo Sánchez
Derechos de Autor
Dos palabras

No hay comentarios: