febrero 23, 2009

Oh Cantantes

Oh Cantantes

Oh cantantes de sinceras creaciones y vivos sueños,
sus cantos penetran en mi corazón la luz de esta tierra,
libertad que a vuelo de gaviota me dan sobre las olas,
abrazada de sol o luna, nubes, viento, mar y arena,
a la existencia me muestro, me percibo en todas las cosas,
junto mis manos incluyendo al recuerdo a lo que refleja,
siento en la luz los cantos… porque en mucho o tanto hay una antorcha
que alumbra todo verso como la más luminosa estrella,
en amor se nombra… se difunde por las calles sin sombra
(aquí está conmigo: en cada una de sus formas, con su esencia
están ellas, y en ello soy con quien con la vida se toca).

Y así, inadvertido ando en las cosas insulsas de hombres necios
en tanto veo la expresión de las rosas, las nubes y
aquellos quienes están en contacto de abrazos y besos,
y guardo esas imágenes para la historia de esta tierra,
para que cada semilla que en ella se logre se asome,
con poesía radiante escribo y pinto lo que me ensueña
(mientras, en ti cantor, confío el compromiso que te tenga,
canta con inmenso amor a quienes en amor se proponen).

Entre noches de quietud y lluvia lágrimas en mis ojos,
cantos locos de mis siempre amigos emocionado atiendo,
les declaro mi corazón de donde principia el recuerdo,
les descubro su voz de frente a un mar con espejos rojos,
y aspiro alientos de ellos entre guitarras de eternas cuerdas,
y a mis venas entran con el tiempo real de lo que somos,
respiro en sus músicas la luz adicional de los locos,
locos en amor incondicional a todo y a cualquiera,
estamos en lugares otros bajo las mismas estrellas,
donde cada uno somos, y nos causa el amor a su modo.

observo las imágenes de esta tierra, oigo a los cantantes,
con poesías radiantes y francas entro en quien escucha,
comprometido en amor, la libertad habla y no especula,
un niño con ojos sorprendidos no deja de observarme,
es su música de vida quien me estremece, me refuta
y veo en él mi eternidad venida de un sueño agradable,
y así en él es mí ser, que no se extravía, sólo trasmuta.

Leopoldo Sánchez
Derechos de Autor
Dos Palabras

No hay comentarios: