enero 06, 2009

Aliento del Alma

Aliento del Alma

Aliento del alma, soplo de sapiencia sacude otoño,
aunque su canto venga del pasado es en él intelecto del recuerdo,
es en luz, es en misterio, es en hoguera y es en encanto,
el poeta inmerso observa en su poesía con su plectro y sutileza
como el amor respira verdad por la oquedad de los sueños
y de ahí su espada centellante esgrime hacia todos lados los secretos.

A cada ser ha de dar su luz, lo real viene del alma,
siempre da su luz al individuo de atenta paz y serena armonía,
da su luz a aquel individuo que en ello erija su vida,
la da para alumbrar el camino de quien transita en su ideología,
la da a quien se crea a sí mismo con el ritmo de la calma,
la da a quien es cantante y sus canciones para la libertad enarbola,
la da a quienes se unen a esos cantos con verdadera causa,
la da sin distinguir raza y territorio y la abrillanta a cualquier escena,
la da sin más a quien es agradecido cada mañana,
la da a quien no se impide en creencias, cultos, a ningún interés que otro haga,
la da a la persona que goza de salud y así a la enferma,
la da al hombre común y simple o a quien es distinto, al aprendiz y al sabio,
la da al joven inquieto y al adulto atento de sus labios,
la da a la asombrada inocencia por sobre todo desterrando violencia,
la da a quien de algún modo quiere su vida sea entre estrellas,
de todo esto y siempre más, sea el amor quien en cada sujeto decida,
la da aquí y ahora a quien del sueño la asoma por la vida,
la da a quien simplemente no muere, y así a quien se da a la existencia eterna.

Leopoldo Sánchez
Derechos de Autor
Dos Palabras

No hay comentarios: